lunes, 25 de enero de 2010

San Antón 2010



Un año más llega San Antón con sus tradicionales “castillos”, cuerva, cerveza, vino, chorizos, panceta, careta y ¡cómo no, las “rosas”! además de mistela y otras exquisiteces de la tierra, como las patatas cocidas, en las numerosas lumbres que iluminaron la noche. Una noche apacible, sin lluvias ni nieves, que este año G.A.D. ha hecho gran acto de presencia. El viento no ha sido tan bien venido, puesto que ha dejado nuestros campos coloreados de un negro triste, debido a las numerosas aceitunas que ha tirado. El día del Santo se presenta “limpio” y apropiado para seguir con la recolección del preciado fruto y no podemos peder más días. ¡Mañana al tajo!

La gente menuda celebra la fiesta en las afueras de nuestro pueblo, siguiendo la tradición y con idea de conservarla. Ellos salen a la Bolera, la Cuesta del Moral, la Puerta Nueva…
Los que tenemos algo más de edad, no tanta, lo celebramos en el pueblo con tres hogueras, perdón luminarias: en la Plaza, Plano de Aurelio y Remedios y en el Castillo.
Quisiera reconocer la generosidad que se muestra en esta noche. Los visitantes transeúntes que van de una en otra reciben con agrado esas viandas que son ofrecidas a todos, propios y extraños.
Nos sentimos especialmente hermanados en esta bonita fiesta que es el punto y final de la Navidad; Ya sabemos… “de la Inmaculada a San Antón, Pascuas son”.
Ya que estamos de refranes recuerdo otro que se repite en esta noche: San Antón, tostonero y borrachón.

¡El año que viene más!


Mari Francis, la Vecina de la Calle Enmedio. San Antón, 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario